Encuentro Educativo
Ads

< Volver a la portada

Artículo publicado en: Sin categoría » Experiencias Educativas (num. 2)


Con las manos en la masa

En la actualidad existe una gran preocupación por los problemas de sobrepeso en la población infantil, fruto en algunos casos de una mala cultura alimenticia. Resulta conveniente que desde la escuela inculquemos buenos hábitos alimenticios a nuestros alumnos. Como docentes, debemos ser cada día más conscientes de las ventajas que supone una buena alimentación para un adecuado desarrollo y de la necesidad de introducir en el aula temas transversales tan importantes como son la educación para la salud y la educación para el consumidor.

Numerosos especialistas en nutrición identifican los malos hábitos alimenticios como principal causa de la obesidad infantil de nuestros alumnos; es habitual encontrar en la dieta diaria de los niños alimentos tan poco aconsejables como bollería industrial, refrescos con gas, chucherías, etc. De este modo, en nuestra posición de maestros y maestras deberemos orientar a nuestros alumnos y acercarlos a nuevos hábitos más saludables. Una de las acciones que podemos llevar a cabo en nuestra aula es un taller de cocina que podremos ubicar dentro de la Unidad Didáctica dedicada a los alimentos.

Esta experiencia se desarrolla en un CEIP de la capital, más concretamente en una zona marginal, en la que la mayoría de su población es de etnia gitana, con un nivel sociocultural bajo; dentro de un entorno marcado por el paro la economía sumergida y numerosas problemáticas sociales.

Las características del aula donde llevaremos a cabo la actividad son las siguientes: se trata de un aula del Primer Curso de Educación Primaria compuesta por 20 niños/as de 6 años entre los que se encuentran dos alumnos con NEE asociadas a un retraso madurativo por deprivación sociocultural.

Los objetivos que vamos a trabajar con nuestros alumnos son los siguientes:

  • Conocer la importancia de una alimentación saludable.
  • Conocer y utilizar el nuevo vocabulario relacionado con los alimentos.
  • Usar adecuadamente los enseres de la mesa.
  • Adquirir hábitos de trabajo y participación social adecuados.
  • Instaurar hábitos de autocuidado relacionados con la higiene y la alimentación.

Los contenidos se identifican con:

  • Adquisición de hábitos alimenticios saludables.
  • Utilización y colocación de los cubiertos de una forma correcta.
  • Habilidades sociales y normas de convivencia.
  • Interés por los nuevos sabores presentados.

A continuación, describiremos la actividad que se va a dividir concretamente en tres sesiones. 

1ª sesión. Presentación de la actividad. 1 hora aproximadamente.
El primer día organizaremos una asamblea en la que pondremos en común los alimentos que consumen a diario, cuales son sus comidas favoritas, pegaremos en una cartulina verde imágenes de los alimentos que debemos tomar todos los días, en otra de color rojo aquellos que debemos limitar y reducir su ingesta, etc. Presentamos una pirámide de los alimentos que explicaremos y a la que le faltan varios productos que los alumnos pegarán atendiendo al lugar que ocupan en la misma.

2ª sesión. Elaboración de nuestro traje de chef. 1 hora aproximadamente.
En esta segunda sesión, elaboraremos un gorro y delantal de cocineros. Para ello, con cartulina blanca haremos un cilindro tomando la medida de la cabeza del niño/a. Seguidamente pegaremos papel de seda en la abertura circular que queda arriba, asemejando así los gorros que usan los cocineros. Una vez finalizado, comenzaremos con el delantal, para ello utilizaremos bolsas de basura con aberturas por los laterales cuyas asas graparemos para poder colgarla alrededor del cuello.

3ª sesión. Cocinamos juntos. Sesión desde las 9 de la mañana hasta las 12.30 aproximadamente.
Traeremos los alimentos a la clase, si es posible, los alumnos dependiendo de sus posibilidades (ya que partimos de un entorno con un nivel socioeconómico muy deprimido) podrán traer algunos de los ingredientes que hemos apuntado previamente en la pizarra. En cualquier caso, en el aula contaremos con los alimentos y útiles necesarios.

A continuación en grupos de 5, los alumnos se colocarán su indumentaria para cocinar que preparamos en la sesión dos y por turnos irán a lavarse las manos.

Cada grupo tendrá una función en la elaboración de las distintas recetas:

  • El primer grupo preparará sencillos rellenos para bocadillos a base de atún, huevo duro y mayonesa.
  • El segundo se encargará de los pinchitos de frutas, ensartando la fruta troceada en una brocheta.
  • El tercero realizará “setas” con medio huevo duro y la mitad de un tomate., adornado por puntitos blancos para los que utilizaremos mayonesa.
  • Ya por último el cuarto se encargará de “emplatar” y presentar los distintos alimentos, poniendo la mesa correctamente (mantel, servilletas, etc.)

Ya por último disfrutaremos juntos de los platos que ha preparado cada grupo, probando todos los alimentos e intentando reconocerlos por sus sabores. 

Para llevar a cabo estas actividades necesitaremos:

Recursos materiales:

  • Cartulinas, bolsas de basura, papel de seda.
  • Utensilios de cocina.
  • Demás utensilios habituales en las aulas.
  • Alimentos: pan de molde, mayonesa, fruta de temporada, tomates, atún, huevos duros, palitos para brochetas.

Recursos personales:
Profesor tutor/a, aunque resultaría conveniente contar con la ayuda del maestro/a de Apoyo y del resto de maestros que imparten clase en el grupo.

La metodología que hemos seguido en el desarrollo de esta propuesta es activa y participativa, buscando el interés y la motivación de nuestros alumnos en todo momento.

La evaluación se llevará a cabo a través de la información obtenida mediante la observación durante el desarrollo de la actividad. Algunos de los criterios a los que atenderemos serán:

  • Interés por los contenidos presentados, participando en las diferentes actividades.
  • Instauración de hábitos sociales, higiénicos y alimenticios saludables.
  • Integración en su grupo de trabajo.
  • Adecuación de los contenidos a los diferentes niveles de ejecución de nuestros alumnos.

Bibliografía: 

GRANT, A. (2005): Hoy cocino yo. Barcelona: Editorial Grijalbo.
KARMEL, A. (2007): Mi primer libro de cocina: ¡Diviértete en la cocina!. Madrid. Editorial Pearson Education.
WILKES, A. (1997): El fantástico mundo de los disfraces. Madrid. Grupo Editorial CEAC.

Valoración de este artículo:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Información del artículo:

Fecha de publicación:
19 de enero de 2009

Autor/a:
Mª del Carmen López Camacho

Etiquetas de contenido:


Comenta este artículo:



Uso de cookies

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
-->