Encuentro Educativo
Ads

< Volver a la portada

Artículo publicado en: Sin categoría » Experiencias Educativas (num. 3)


Ayúdame a comprender el mundo que me rodea: autismo

Muchas veces he escuchado decir; ¡en mi aula tengo un alumno/a con espectro autista! ¡ mi hijo/a tiene autismo!, pero, ¿qué se entiende por autismo?. Tal como señala la O.M.S (1976) Organización Mundial de la Salud: el autismo incluye un síndrome que se presenta desde el nacimiento o se inicia casi invariablemente durante los primeros treinta meses de vida. Las respuestas a los estímulos auditivos y visuales son anormales y de ordinario se presentan severas dificultades en la comprensión del lenguaje hablado. Hay retardo en el desarrollo del lenguaje, y si se logra desarrollar se caracteriza por ecolalia, inversión de pronombres, estructura gramatical e incapacidad para utilizar términos abstractos. Existe generalmente un deterioro en el empleo social del lenguaje verbal y de los gestos. Los problemas de las relaciones sociales antes de los cinco años son muy graves e incluyen un defecto en el desarrollo de la mirada directa a los ojos, en las relaciones sociales y en el juego cooperativo. Es frecuente el comportamiento ritualista y puede incluir rutinas anormales, resistencia al cambio, apego a objetos extravagantes y patrones estereotipados de juegos. La capacidad para el pensamiento abstracto o simbólico y para los juegos imaginativos aparece disminuida, etc.

Como tutora de un grupo de alumnos/as de Educación Infantil, de 5 años, en el cual se integra un alumno con espectro autista, son muchos los interrogantes que se me han planteado en mi práctica educativa; ¿cómo comunicarme con él?, ¿cómo organizar sus actividades?, ¿qué materiales he de utilizar para trabajar con él?, etc. En definitiva, dicho alumno precisa de materiales para relacionarse con su entorno, tener una percepción del tiempo y del espacio que le ayude a organizarse, sistemas de comunicación con los que exprese sus emociones, gustos, sentimientos…medios que le faciliten desarrollar las actividades de la vida cotidiana de una forma lo más autónoma posible, generalizar sus conocimientos, es decir, dignificar sus experiencias. En función de estas necesidades, y revisando la bibliografía existente, autores como Mesibov, Shopler , Hearsey consideramos (dado que es un trabajo coordinado, junto con las maestras de logopedia y de pedagogía terapéutica del centro escolar) la organización visual del entorno y de las actividades un medio indispensable dadas las graves dificultades de este alumno para abordar transiciones entre actividades, cambios de una actividad a otra o los cambios de rutina, también para evitar frustraciones relacionadas con la incomprensión del significativo y sentido de ciertas actividades.

En este sentido, consideramos la necesidad de utilizar una metodología basada “en la enseñanza estructurada” por un lado, lo que implica organizar, estructurar y habilitar adecuadamente el ambiente para que, en todo momento, el alumno pueda situarse y comprender la situación que se le presenta, así como anticipar lo que va a suceder en el momento siguiente o a lo largo de toda la jornada escolar y en “recursos motivantes y personalizados” por otro, ya que el material disponible en el mercado no parecía adaptarse a esta realidad; es demasiado abstracto, no resulta atrayente, no es cercano a la actividad diaria.

Para llevar a cabo una adecuada enseñanza estructurada hemos comenzado nuestra intervención educativa con una adecuada organización y estructuración espacial del aula. Para ello hemos estructurado un rincón específico en el aula para trabajar con dicho alumno (situado en un lugar tranquilo y delimitado por el mobiliario). A dicho espacio el alumno accederá, en determinados momentos, para la realización de actividades específicas, evitando así distracciones y, en él se disponen materiales (gran parte de ellos, de elaboración propia) adaptados a las características y peculiaridades de dicho alumno. Entre dichos materiales conviene señalar:

  • Agenda visual o agenda personal de trabajo. Esta agenda informa al alumno sobre la actividad a realizar en cada momento de la rutina diaria, así como a situar las ya realizadas, y a predecir las que se van a realizar en un determinado momento. Esto aporta al alumno seguridad y le otorga una mayor organización y comprensión de las actividades a realizar, lo que origina una disminución de su ansiedad o frustración. Como soporte para elaborar esta agenda visual hemos utilizados una serie de pictogramas o iconos SPC y también del método Peapo, así como imágenes o fotos reales. Éstas se han plastificado y con velcro se han colocan de manera lineal en la pared del aula en el rincón de trabajo personal de dicho alumno. El seguimiento de las actividades se realiza de izquierda a derecha, indicando mediante una flecha adhesiva la actividad que se está realizando. Cuando una actividad se anula se indica con un aspa negra sobre el pictograma o la foto (para evitar así posibles alteraciones en la conducta del alumno).
  • Material para trabajar los días de las semana. Cada día de la semana es indicado con un color y una forma geométrica correspondiente, facilitando así su discriminación visual. De igual modo, dicho material ha sido plastificado y adherido con velcro en dicho rincón de trabajo personal.

Por otro lado, para favorecer su autonomía y facilitar al alumno el recuerdo y orden de las distintas acciones o secuencias que debe realizar en determinadas actividades rutinarias, hemos elaborado una serie de tarjetas secuenciadas (elaboradas con pictogramas y fotos reales), con las acciones más significativas relacionadas con los siguientes hábitos; saludos y despidos, vestido y desvestido, lavado de manos, desayuno, principalmente.

Dichas tarjetas están distribuidas en distintos espacios (aseo, percha individual, rincón de trabajo personal…), que de forma permanente se convierten en un referente para ejecutar la tarea. Esas mismas tarjetas han sido duplicadas y se trabajan en el aula como material didáctico para trabajar las secuencias temporales. En este sentido conviene indicar el importante esfuerzo que se realizar en el centro para señalizar mediante gráficos, fotografías y palabras las dependencias, los rincones de las estancias más habituales y los objetos que se utilizan con más frecuencia. Con la señalización se pretende mantener constantemente informado al alumno y proporcionar pistas visuales para mejorar su desenvolvimiento en el colegio.

Por otro lado, dado las dificultades que presentan este tipo de alumnos/as en cuanto al reconocimiento y expresión de expresiones y sentimientos se refiere y, la dificultad que esto conlleva en el cumplimiento de las normas del aula, hemos elaborado varios materiales para trabajar dicho cometido, tales como:

  • Tarjetas con imágenes de rostros humanos que expresan distintas expresiones faciales (alegría, tristeza, enfado, susto,…) y tarjetas con distintas acciones, personas y objetos que provocan la expresión de dichas emociones (festejo de cumpleaños, quitar un juguete al compañero, peleas o conflictos entre iguales…). Con ellas pretendemos que el alumno identifique las distintas emociones y expresiones faciales y asocie cada expresión con la acción que la provoca.
  • Caja de las emociones. Con la caja de las emociones pretendemos que el alumno a lo largo de la jornada escolar, en el incumplimiento de algunas de las normas del aula, comprenda, en función de sus posibilidades, que su actitud o comportamiento no está siendo el adecuado. Para su elaboración hemos utilizado una caja de zapatos a la cual le hemos hecho dos ranuras (rostro alegre y rostro triste) para que el alumno introduzca su foto, con la ayuda e indicación pertinente del docente, en una de las ranuras, en función de su conducta o comportamiento, es decir, ha de meter su foto en la ranura donde se indica un rostro alegre cuando su comportamiento es el adecuado o el deseado y a de meter su foto en la ranura con rostro triste cuando incumple las normas del aula o su conducta no ha sido adecuada.

En cuanto a las normas del aula, éstas han sido elaboradas específicamente para el alumno, adaptando las del grupo-clase y restringiendo las mismas en función de las conductas que consideramos primordiales o fundamentales trabajar, tales como; no agredir a los compañeros/as ni a la tutora u otros profesionales, no levantarse de su asiento cuando se trabaja con él individualmente, no gritar.
En la misma línea se adaptan, utilizando iconos SPC y fotografías, otros materiales para trabajar la lectoescritura. Éstos van desde los cuentos y las láminas de lectura, hasta los programas de ordenador. En cuanto a las láminas de lectura en ellas se utilizan las fotografías del alumno junto con acciones y objetos cotidianos, permitiendo con ello una introducción a la estructuración y significado de las frases. Aclarar en este sentido, que utilizamos un método de lectura global para algunas actividades, pero que conjugamos con el método analítico, en otras ocasiones, para la composición de palabras.

Para terminar, destacar que todo lo hasta aquí expuesto es un breve resumen de mi trabajo diario en el aula, que ha sido posible realizarlo gracias a la colaboración y coordinación con los profesionales de la educación de nuestro centro.

Valoración de este artículo:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Información del artículo:

Fecha de publicación:
25 de marzo de 2009

Autor/a:
Isabel Mª Sánchez Sánchez


2 Comentarios


  1. andrea

    hola:
    tengo un sobrino,Lucas, que tiene autismo .TGD (TRASTORNO GENERALIZADO DEL DESARROLLO) y hoy ya tiene 9 nueve años. Mi hermana ha tenido una lucha muy grande y continua para logra insertarlo en la escuela publica. con sus 9 años esta cursando su segundo grado y ha tenido grandes cambios.Es lamentable que mucha gente no considere esto como una enfermedad mas que no tiene cura,hace falta mucha informacion y que realmente las obras sociales tomen este problema como uno mas, que deban cubrir todos los gastos para poder hacer los tratamientos.Seria bueno asi como hacen tantas escuelas publicas para niños normales se cree al menos una escuela por ciudad para niños con este tipo de problemas donde no solo esten los docentes capacitados para tratarlos si no tambien la contencion de los profesionales que tratan a estos chicos ( sicologos,terapeutas y demas).Hoy la veo a mi hermana despues de tantos años de lucha un poco mas segura y feliz de que Lucas ha cambiado un poco su vida.
    Muy linda e ineresante la nota.



  2. alba

    Hola!! estoy estudiando las oposiciones para pedagogía terapéutica y mi programación va dirigida a un alumno con TEA, me parece genial el trabajo que realizas con este alumno.
    Muchísima suerte y ánimo


Comenta este artículo:



Uso de cookies

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Más información

-->